Header

Blog Centia

Salud Bucodental

SEDACION CONSCIENTE

Sedación consciente para tratamientos de odontopediatria en niños

 

La sedación consciente en niños permite la aplicación de tratamientos dentales que debido a sus dificultades o a las circunstancias del paciente no podrían ser realizados de manera confortable, cómoda e indolora. Esto incluye la necesidad de superar el “miedo escénico” al dentista que presentan muchos niños pequeños, especialmente aquellos que nos se han familiarizado con la clínica dental en edades tempranas o los que han sufrido algunas experiencias allí que les han traumatizado.

La mayoría de los niños pueden ser tratados por el odontopediatra de manera convencional, con un  buen manejo de la conducta y bajo la anestesia local correspondiente, cuando sea necesario. Sin embargo, hay algunos niños que necesitan que se les controle la ansiedad y el dolor de una forma más extensa debido a su estado de estrés o miedo. En estos casos nuestros odontopediatras en Centia decidiran utilizar otras medidas con el objetivo de controlar la ansiedad entre las que destaca la sedación consciente de odontopediatria.

Definimos la sedación consciente como un estado controlado de depresión del sistema neurológico central que reduce la ansiedad y permite al paciente mantener los reflejos protectores, la habilidad para mantener las vías respiratorias y responder a los estímulos y órdenes del dentista.

Las principales razones por las que nuestros odontopediatras pueden decidir aplicar la sedación consciente a un paciente infantil es facilitar el trabajo odontológico, minimizar las conductas negativas del niño, permitir que pueda recuperar rápidamente un estado consciente normal y permitir que el niño tenga una experiencia positiva del tratamiento odontológico que pueda facilitar los tratamientos en un futuro.

Antes de someter a su hijo a sedación consciente, nuestros odontólogos especialistas en odontopediatria le informarán de las medidas previas que debe de seguir para que el procedimiento se desarrolle sin problemas. Igualmente, le aconsejarán algunas conductas para después del tratamiento que pretenden eliminar cualquier tipo de riesgos relacionados con el déficit de atención que puede tener el niño en las horas posteriores a la administración de la sedación.

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de la navegación de los usuarios. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.