Header
InicioTratamientos PersonalizadosCirugía Ortognática

Cirugía Ortognática

Debido a causas hereditarias, trastornos de crecimiento, enfermedades o traumatismos, los maxilares pueden sufrir alteraciones dramáticas que perjudiquen la relación y articulación correctas.

¿Qué es la Cirugía Ortognática?

La cirugía ortognática corrige las malocuciones esqueléticas provocadas por la malposición de los dientes y de sus bases óseas, ya sea maxilar o mandíbula, respecto al resto de la cara. Puede llegar a provocar cambios faciales importantes, por ello, buscamos hacer movimientos esqueléticos que se encuentran asociados a cambios faciales estéticos.

La cirugía ortognática es una rama de la Cirugía Maxilofacial que se combina con la Ortodoncia para solucionar severas malformaciones faciales y maxilares, donde las malposiciones dentarias adoptan una especial relevancia.

Suelen afectar al maxilar superior, a la mandíbula o a ambas estructuras óseas. El tratamiento se inicia con una fase ortodóncica en la que el ortodoncista sitúa los dientes en las posiciones predeterminadas. Posteriormente, en el quirófano, se movilizan las estructuras óseas pertinentes mediante osteotomías, o fracturas de los huesos, hasta que los dientes entran en íntimo contacto oclusal.

Después del postoperatorio, se da de alta al paciente. Las fracturas maxilares quedan reducidas gracias a la aparatología fija ortodóncica. En una última fase de tres a seis meses se realizan los ajustes pertinentes de las posiciones dentarias.

Así mismo, podemos comentar que la cirugía ortognática es la intervención que nos ayuda a solventar maloclusiones que son debidas a un factor óseo de las estructuras de la cara. Por ejemplo, nos podríamos encontrar con crecimiento exagerado de la mandíbula inferior creando una maloclusión a nivel de los dientes de clase III que dificilmente solo podremos corregir con ortodoncia. En este caso se hará una primera fase de alineación dental y luego el cirujano colocará la mandíbula en el lugar que le corresponde mediante la intervención quirúrgica. Esto comporta, habitualmente, cambios en el aspecto de la cara.

¿Cuándo hay que hacer Cirugía Ortognática?

Cuando un tratamiento de ortodoncia por si solo no logra colocar los dientes en la posición necesaria respecto a la arcada dental o esta posición es forzada e inestable.

¿Qué finalidad tiene la Cirugía Ortognática?

Una perfecta función masticatoria con los dientes bien alineados y nivelados y una armonía facial con una cara bien proporcionada desde el punto de vista estético son los principales objetivos que busca este tratamiento. Masticar con una malposición de los maxilares facilita la aparición de problemas en la articulación temporomandibular como artrosis o luxaciones de menisco. El tratamiento ortognático frena el deterioro de la articulación y hace que trabaje en una mejor situación. Preservando pues la salud articular.

La malposición de los dientes también contribuye a desarrollar problemas de las encías como recesiones gingivales y enfermedad periodontal. El tratamiento ortognático en este caso mejora la salud gingival.

La malposición dental causa que algunas piezas dentales soporten más fuerza masticatoria que otras, una situación biomecánicamente desfaborable que contribuye a una pérdida prematura de los dientes más castigados.

¿Quieres concertar una cita?

¡Te llamamos!

O si lo prefieres llámanos

o pide tu cita on-line

924 563 250 618 450 301 ¡Pedir cita on-line!

Utilizamos cookies propias y de terceros para el análisis de la navegación de los usuarios. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies.